CÓMO TRADUCIR PARA VENDER EN EL EXTRANJERO

La situación económica mundial actualmente es mala, hablando con total sinceridad. Existen multitud de empresas que debido al poco movimiento del mercado en España o bien necesitan ampliar sus miras a mercados extranjeros, tienen que lanzarse y ampliar su negocio internacionalmente. En este caso, una una traducción de calidad a diferentes idiomas es imprescindible, ya que es vital poder transmitir una excelente imagen del negocio y, por supuesto, de las características de nuestros servicios y productos. Te quiero explicar qué hay que tener en cuenta en la internacionalización empresarial en cuanto a traducción se refiere.

traducción para exportar


Para la expansión internacional, los idiomas no solo son fundamentales, también para el marketing que utilizaremos en el país o mercado de destino. Hay que tener presente diversos aspectos:

-Investigación: Qué redes sociales son las más utilizadas en el país o países a los que nos vamos a dirigir, por ejemplo.

-Traducción: Primordial, traducir todo lo relativo a con nuestro producto o servicio y empresa que va a ser necesario utilizar. Desde el software, hasta manuales, etiquetas, folletos, contratos, publicidad, etc.

-Presencia: Tener una página web local, registrar la marca o asegurarnos de aparecer en los buscadores.

-Marketing: Se ha de tener especial atención, por ejemplo, en elegir cuidadosamente los colores que vamos a utilizar en nuestra campaña.


Un aspecto igualmente importantes es la comunicación, ya que el lenguaje utilizado para nuestra publicidad en España, que en China, Alemania o China. En nuestro país, por ejemplo, utilizamos un tipo de lenguaje mucho más directo que por ejemplo en Japón o China, donde se emplea un tipo de lenguaje más indirecto. Por tanto, el lenguaje que utilizaremos para España no será el mismo que para Inglaterra, por ejemplo. Depende del tipo de negocio, tendremos que contar también con presencia en las redes sociales y disponer de una web totalmente enfocada al mercado al que pretendemos acceder. De otro modo, el cliente no va a tener interés en nuestra empresa.

traducir protocolo
Tanto en la traducción, la interpretación, como en la localización, la cultura y costumbres del país es algo que debemos tener presente. Lo que comunicamos con la lengua no es, ni más ni menos, que cultura; no se trata simplemente de traducir. Es por ello que hay que tener muy en cuenta este punto y prestar especial atención a la utilización de costumbres, tradiciones o símbolos. Por poner un ejemplo, el símbolo de la esvástica para los judíos tiene un nefasto significado por razones obvias, para el pueblo hindú este símbolo (invertido) en cambio, significa buena fortuna.

Podemos ver entonces que los idiomas son fundamentales para el marketing. Y es por ello que debemos cuidar ciertos aspectos, como tener respeto, puesto que queremos "vender", no es correcto imponer nuestro idioma. Conseguir un buen posicionamiento SEO y conseguir una marca reconocida. En este último aspecto, sobre todo debemos intentar adecuar nuestras marcas a otras lenguas. Es muy conocido el caso de la multinacional Coca-Cola, que cuando se implantó en China su nombre se pronunciaba como "yegua rellena de cera". Tuvieron que cambiar la pronunciación, aunque el nombre de la marca no se asemeje tanto al original, de este modo han conseguido que se parezca a "el placer en tu boca".

Si queremos conseguir la globalización de nuestro negocio o de nuestra marca comercial, hemos de contar con la internacionalización y la localización. La primera podríamos decir que es la elaboración de una fórmula que nos facilite su adaptación sin la necesidad de  cambiarla en el proceso de traducción. Esto es vital, ya que existen algunas empresas que no permiten cambiar, por ejemplo, temas como las divisas. Sería un gran error, imagínate que la empresa Nike en España tuviera sus precios en dólares americanos o el peso de sus zapatillas deportivas en libras.

traductores internacionales


Algunos textos que precisan de dicha localización son la web corporativa, catálogos, programas de software, entre otros. Para disponerlos, es necesario comenzar por redactar frases cortas, utilizar una terminología conexa, evitar siempre cuestiones religiosas o políticas y revisar concienzudamente el texto. Este es un punto en que las empresas no deberían escatimar esfuerzos ni recursos, conseguir un buen presupuesto de traducción y asegurarse de recibir una traducción de calidad

Que claro entonces, que los idiomas son necesarios hoy día más que nunca. Las empresas tienen la necesidad de formar a sus empleados, ya que siempre se debe disponer de personal cualificado en la empresa en este aspecto. El aprendizaje de un nuevo idioma, aparte de una necesidad, es una muy buena fuente de motivación para el trabajador, ya que promueve el trabajo en equipo.

A la hora de establecer contactos con clientes en persona, para una reunión o una posible firma de contrato, por ejemplo, podemos tener la duda de no saber si requerimos los servicios de un intérprete o de un traductor, debemos tener en cuenta que los beneficios que pueden aportar cada uno son diferentes. El intérprete traslada el mensaje mediante el lenguaje oral, y sus técnicas son bastante diferentes que las de un traductor.

Una buena interpretación puede hacernos ganar clientes, por lo que no es aconsejable contar con personas no profesionales de este sector. La interpretación, sin duda, es una inversión y no un gasto. Un buen intérprete, con su trabajo, puede hacer decantar la balanza de un posible cliente hacia un lado u otro. No contar con profesionales sí que puede suponer un malgasto de dinero.

protocolo traductor
Un intérprete puede ayudarnos también con el protocolo, ya que es un buen conocedor de ambas culturas. Sabe los aspectos que hay que tener en consideración como, por ejemplo, como se ha de saludar, los tratamientos personales, etc. Asuntos de los que no es aconsejable hablar o que lenguaje no verbal utilizar para no ofender a nuestros clientes.

Asimismo, puede comunicar el propósito y la intención precisa del mensaje a trasmitir. Para finalizar, un intérprete es aquella persona que, aún estando bajo presión, es la persona idónea en la que delegar la comunicación durante el desarrollo de una negociación comercial, ya que juega un rol de intermediario que le fuerza a ser imparcial y tiene como objetivo la transmisión precisa del mensaje.


Espero que estos consejos te sirvan y que los puedas poner en practica. No dudes en dejar tu comentario :-)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada